/En Guanajuato detectan nuevos métodos de huachicoleros

En Guanajuato detectan nuevos métodos de huachicoleros

En Guanajuato se han detectado nuevos métodos que utilizan los huachicoleros para realizar el trasiego de hidrocarburo robado tras la instalación de puntos de revisión que desplegó la Policía Federal en esa entidad.

Uno de los nuevos métodos detectados es transportar pequeñas cantidades de combustible, entre 100 y 200 litros, en vehículos particulares.

Miguel Ángel Simental, comisario de la Policía Federal en Guanajuato, explica:

Últimamente se han detenido vehículos particulares pequeños modelo reciente, con pequeñas cantidades de combustibles, principalmente gasolina”.

El combustible es extraído en más de mil tomas clandestinas localizadas en la entidad en lo que va del 2018.

En Guanajuato detectan nuevos métodos de huachicoleros
En Guanajuato detectan nuevos métodos de huachicoleros (abc)

Para el traslado de combustible las bandas delictivas utilizan taxis, transportan hasta 10 galones de 20 litros de gasolina rodaba.

Según la Policía Federal, las carreteras donde más ocurren estos aseguramientos son la autopista Querétaro-Irapuato, las carreteras federales Irapuato-La Piedad, Querétaro-San Luis Potosí, tramo San José Iturbide-San Luis de la Paz y la autopista León-Lagos, Aguascalientes.

Miguel Ángel Simental, comisario de la Policía Federal en Guanajuato, indica:

No están con reporte de robo, traen planas, están debidamente identificados los vehículos. Buscan la manera, buscan a la manera en base al combate frontal que la Policía Federal está llevando a cabo y buscan la manera de alguna forma del trasiego de otros modos más comunes que se han detectado”.

En lo que va del año se han recuperado más de 5 millones de litros de hidrocarburo en operativos carreteros en el estado de Guanajuato.

Las autoridades también han detectado que, a nivel nacional, los huachicoleros ya pasaron al robo de gas LP y esta actividad criminal se ha disparado en los estados que conforman el llamado “Triángulo Rojo“. La industria gasera en Puebla, Tlaxcala y Veracruz registra pérdidas de diez millones de pesos cada semana.

Los huachicoleros perforan ductos de gas LP para robar ese combustible y venderlo de manera ilegal hasta en la mitad de su precio a la población y algunas empresas. Lo distribuyen en pipas clonadas o robadas.

Tan sólo en Puebla, de 2012 a 2017, según cifras de Pemex, las tomas clandestinas de gas LP se incrementaron en mil por ciento. Están en brechas, en campos de cultivo, a un costado de las carreteras y hasta en el interior de viviendas.

Jaime Ayala, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado (Amexgas), dice que en el Triángulo Rojo se hablan de 40 millones de pesos al mes en pérdidas, equivalente a dos mil 885 toneladas métricas.