/La tierra se “bambolea” por Calentamiento Global

La tierra se “bambolea” por Calentamiento Global

Calentamiento Global desajusta rotación de la Tierra al derretir los polos y provocar una “sobrecarga” lateral que la hace “bambolear”.

El aumento del deshielo de los polos provocado por el Calentamiento Global por el que atraviesa el planeta, ha provocado una especie de bamboleo anormal en la rotación de la Tierra.

Al menos eso dicen algunos especialistas que han notado anomalías en la forma en la que nuestro planeta gira sobre su propio eje cada 24 horas.

Hace unos días, especialistas de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio estadounidense (NASA) anunciaron que, luego de analizar la rotación de la Tierra, notaron que una capa de hielo ubicada en Groenlandia, sufrió el derretimiento de 7 mil 500 gigatoneladas que fueron a parar al océano y que afectaron la estabilidad del planeta.

Fue el desplazamiento abrupto de toda esa masa la que provocó que la Tierra se “bamboleara” fuera de lo normal, lo que ha preocupado a científicos de todo el mundo.

Erik Ivins, investigador del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA, y coautor del estudio que revela otro más de los estragos del Calentamiento Global, indicó lo siguiente:

Una masa que está a 45° con relación al Polo Norte (cerca de Groenlandia) o con relación al Polo Sur, como los glaciares de la Patagonia, al desplazarse tendría un impacto mayor en modificar el eje sobre el cual gira la tierra, que una masa que está justo al lado del polo”.

A lo largo de los últimos 100 años, el eje de rotación de la Tierra se desplazó 10 metros, según un cálculo de especialistas del JPL.

Sin embargo, el desplazamiento de grandes masas de hielo derretido solo es uno de los tres principales factores que afectan el comportamiento de rotación terrestre.

El segundo factor es el surgimiento de rocas donde antes había enormes y pesadas capas de hielo, mientras que el tercero es la llamada “convección del manto”, que se presenta como consecuencia de los movimientos de las rocas fundidas ubicadas en las profundidades de nuestro planeta.

En otras palabras, capas de roca fundida que se llegan a encontrar debajo del manto terrestre, sufren movimientos bruscos de elevación o descenso, que provocan inestabilidad en la rotación de la Tierra.

Científicos de la NASA continúan analizando el “bamboleo” de la Tierra al girar sobre su propio eje.