/En México se vende agua embotellada contaminada, según estudio

En México se vende agua embotellada contaminada, según estudio

Las principales marcas de agua embotellada están contaminadas con partículas de plástico que probablemente se filtran durante el proceso de envasado, según un estudio realizado en nueve países.

Los expertos revisaron 250 botellas de agua en Brasil, China, Estados Unidos o México entre otros, en un estudio dirigido (https://orbmedia.org/stories/plus-plastic) por la investigadora de microplásticos Sherri Mason, profesora de la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia, según un resumen publicado por Orb Media (https://orbmedia.org/sites/default/files/FinalBottledWaterReport.pdf).

El plástico se encontró en 93 por ciento de las muestras, que incluyeron las principales marcas como Aqua, Aquafina, Dasani, Evian,
Nestle Pure Life y San Pellegrino.

En el caso de México, la marca que el estudio identificó con partículas de plástico en el agua fue E-Pura, de PepsiCo. De acuerdo con el estudio, las muestras utilizadas se compraron en ciudades como Tijuana, Reynosa y la Ciudad de México.

Entre los restos de plásticos hay polipropileno, nylon y tereftalato depolietileno (PET), usado para hacer tapas de botellas. De media, losinvestigadores encontraron en las botellas de un litro de agua 10.4 partículas de una medida cercana a los 0.10 milímetros.

“Creo que estos vienen de los procesos de embotellamiento, y creo que la mayor parte proviene de la misma botella, de su tapón y del
proceso industrial de embotellamiento”, explicó Mason a la AFP.

Cabe señalar que el mercado de agua embotellada en México es uno de los más grandes a nivel mundial, sólo por debajo de Líbano.

“El agua en botellas de vidrio también contenía microplásticos”, dice el estudio, como fue la marca San Pellegrino.

Se desconoce el alcance de los riesgos que representan estas partículas para la salud humana.

Jacqueline Savitz, directora para América de Oceana, una ONG que lucha contra la contaminación del océano, dijo que el estudio
proporcionaba una razón más para limitar la producción de botellas de plástico de agua.